28 de octubre de 2010

Hay Victoria I Y II




Hay Victoria

I Parte

2 Crónicas 20:1-30

Habrá su Biblia y busque el segundo libro de Crónicas específicamente el capítulo 20, leamos lo que dice la palabra de Dios.

La pregunta es ¿Cómo estas actuando tú, frente a la crisis que estas viviendo, en este mismo instante de tu vida?

Aquí el problema no son las pruebas, ni el ataque montado por Satanás y sus demonios, aquí el asunto es que el Señor sabe que eres débil y esta buscando que tu abras tu boca, para interceder ante el Padre por ti, ¡Oh, acaso no sabes que Dios se glorifica en medio de tus debilidades!

Las oraciones que Jesús hace por nosotros cuando estamos pasando crisis son para que te sostengas y te afirmes en el llamado, en el ministerio, en el matrimonio, en el trabajo, en tu finanzas, etc. ¿Yo no sé que cosa estas pasando ahorita mismo, no sé que tipo de ataque espiritual estas atravesando? El asunto es que ese ataque que vino a tu vida del mismo infierno a tratado de destruir tu vida, tanto físico, como espiritual y emocional, y te a introducido en una guerra espiritual seria, una verdadera batalla de fe.

¿Qué vas hacer con tu crisis? Gloria a Dios, por este día. Alabado, adorado, exaltado y magnificado sea su Santo, Santo, Santo nombre por los siglos de los siglos, Amén.

Hay palabra de Dios en este día, y habrá mientras el Espíritu Santo este en la Tierra con nosotros, porque estamos en el tiempo de su gracia. Recordemos que la salvación es por gracia, por la fe que tengas en Jesús el Hijo de Dios, ya no por obras, es gracia y fe solamente.

Pero Dios anhela que obremos para bien con los demás, “porque si recibiste de gracia da de gracia a otros”.

Estamos en este mundo para hacer la obra del Señor para serle fieles servidores y amigos.

Quizás haz caído en la desesperación, porque no sientes la presencia del Señor, pero quiero informarte que el Señor siempre ha estado allí. Ese silencio que experimentas es Santo, no lo descuides en la oración. Sí los descuidas Satanás se aprovechará para desanimarte, para introducir dudas, depresión, te hará creer que el Señor esta lejos de ti. ¡Pero tengo noticias para ti!

Levántate tu que duermes, y la luz de Cristo brillará sobre ti. Dios da estrategias a sus hijos, para que enfrentes a tu adversario.

Es hora de fortalecerse con la palabra de Dios, con el ayuno y la oración, esa es la única manera que saldrás de tu crisis, sea cual sea la que estés viviendo, cuando te sumerjas con Dios fuertemente, él te revelará cosas importantes que tienes que saber y te dará la estrategia para solucionar el problema actual.

Es importante que te sacudas del temor y el miedo, el enemigo ataca con esto para dominar y sugestionar. Recuerda que el campo de batalla de él es la mente, es primordial que mantengas la fe y tus pensamientos cautivos a la obediencia de Cristo, nuestras armas no son carnales sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas y todo tipo de argumento que se invente el enemigo. El miedo y el temor te impiden ver el poder de Dios actuando.

No trates de solucionar tu crisis con la primera propuesta que se te presente, no intentes salir del problema con el primer consejo que te llega. Cuidado a quien estas escuchando. He observado que 5 minutos de distracción son suficiente para que el adversario te saque del plan divino de Dios, cuidado con quien te reúnes, con quien haces negocios, es hora de meterse con Dios en la cámara secreta, no actúes en la carne, mucha gente hoy día dice que Dios le ha dado sueño, revelaciones, profecía, visión y resulta que nada de eso es de Dios. Sí, estas atravesando una crisis, párate firme, sí allí donde estás, medita en la palabra, busca revelación del Espíritu Santo urgentemente.

Una de las armas que utiliza el adversario es la distracción ¡cuidado! ¡ojo con eso!

Una de las cosas que experimento Josafat fue el miedo y el temor porque se hallo amenazado por un gran ejército que venía en contra de él. Muchas veces estamos viviendo problemas en cantidad y te sientes como Israel rodeado por todas partes, a veces te sientes invadido en tu entorno tanto así que ya no tienes intimidad con el Padre en oración, a veces sientes como que el enemigo te tiene un franco tirador y te tiene en la mira y andas cubriéndote por todas partes y cuidándote de lo mínimo. O quizás sitiado.

Bien, cuando estamos viviendo una crisis ya sea en el plano económico, de trabajo, ministerial o de salud, etc. Tú tienes que saber que el ataque con el que te apuntan, la crisis que estas viviendo es para derribar tu FE. Sé preguntará ¿Y por qué esta pasando esto? Este tipo de ataque es para que renuncies a tus sueños, a tu ministerio, a todo lo que haz esta luchando hasta ahora y todo lo que haz logrado. Cuando uno es atacado en el área de la FE, es porque Dios esta interesado en llevarte a otro nivel, y ese proceso a muchos nos cuesta vivirlo y muchas veces forcejeamos con Dios. Mas sin embargo Dios permite este tipo de crisis en tu vida para demostrarte su poder y hacerte ver que eres un depósito de su FE, ¿Por qué lo digo? Para ser hijo de Dios, tuviste que reconocer que Jesús entrego su vida por ti para salvarte y al dar ese paso tuviste que tener un grado de FE, pero Dios no quiere que te quedes en ese nivel de Fe, sino que crezcas y experimente otras vivencias y seas instrumento de él para bendecir a otros.

Es hora de tomar la posición que Dios te ha delegado la de Hijo y vencer el obstáculo que ha estado estorbando, esa crisis que atraviesa tu alma, espíritu y cuerpo tiene que irse en el nombre de Jesús.

¿Qué hizo Josafat para enfrentar aquello?

Leamos los versículo del 5 al 11. Primero, el declaró como un acto de FE la palabra de Dios, recordando las promesas que el Señor le había dado a su pueblo y que dichas promesas están muy por encima de lo que nuestros enemigos dicen de nosotros.

En esta lectura Josafat oro a Dios y este le dio la victoria frente al ejército enemigo los moabitas. Versículo 12, leamos.

“! Oh Dios nuestro! ¿No los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos”.

Frente a una crisis no podemos estar hablando un lenguaje del mundo, es más sí ya eres hijo de Dios no te puedes permitir hablar como si estuvieras en el mundo, me refiero a estar declarando cosas negativas, derrota, desanimo, temor, miedo, fracaso, fin de todo, hasta aquí llegue, etc. tienes que hablar el lenguaje de FE.

Hasta cuando con la incapacidad que vives, es hora de entender que la guerra es de Dios, y que el pelea por nosotros. Sí él ha dicho que tienes la victoria, ¿Por qué perder el tiempo escuchando lo que podría matar tu FE? Tienes que alejarte de lo que quiera matar tu FE, no se puede estar perdiendo el tiempo en lo que no edifica, dos visiones traen división. Tú te tienes que mantener en una sola visión, y es la que Dios te ha dado, no importa lo que diga fulano, sultana y menganito. Escucha tu a Dios, oídos a la palabra de Dios, es al Espíritu Santo a quien tu tienes que escuchar y no a lo que dice el hombre. Cuidado con esos familiares que quieren es meterse en el propósito que Dios te ha marcado y atentan con sacarte de tu llamado.

“Sal de tu tierra y de tu parentela, a la tierra que yo te mostraré”, le dijo Dios a Abraham, hay parentela que quiere matarlo a uno en el espíritu, por algo Dios le dijo lo que dijo a Abraham, es que Dios es sabio, y su palabra es sabiduría, lumbrera a mis caminos, enseñanza y luz.

Cuando tú vienes a Cristo, tienes que comprender que aquí en la tierra eres extranjero, eres un peregrino y estas de paso, no puedes estar haciendo tesoros en tu carne, tus tesoros ahora son otros, manifestar el fruto del Espíritu, llevar el Evangelio, ser ejemplo en el trabajo, en la casa con la familia, etc. Si tu familia no te acepta como eres ahora, déjalos y sigue a Cristo, y no lo dije yo, lo dice la escritura, no permita que su familia le sea estorbo y tropiezo, la vida es una no la desperdicie Dios quiere que sea usted feliz en él y usted tiene que hacer lo que Jesús le ha mandado hacer, mi recomendación acerca de la familia, primero háblele de Cristo, sí insisten en seguir caminando en su vida fácil, déjelos y ore por ellos Dios se encargará de eso.

Ahora bien sí el caso es sobre cristianos carnales sea hermanos o familiares, la palabra es clara, no exponga su corazón, no ande con yugos desiguales, no todos son trigo, hay cizaña, busque hermanos y amigos que estén buscando a Dios en Espíritu y Verdad, allí hallará una familia real en Cristo. No pierda la esperanza, el Señor lo llevará.

No se resista al Espíritu Santo cuando lo mueva de un lugar a otro, o cuando vea cambios alrededor suyo, puede ocurrir que Dios le quite personas que no le eran de bendición y le ponga otras, no se afane por eso, el Señor tiene control de todo, él mejor que nadie sabe lo que usted necesita y de cada experiencia y vivencia usted aprenderá algo nuevo.

Sea obediente, en el versículo 16 y 17 “Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros”.

Cuando decidimos obedecer a Dios, vendrá la estrategia y sabremos como vencer a nuestros enemigos. No todo el tiempo estaremos en pie de guerra y pelando, también hay momentos de quietud.

Esta lectura nos enseña tres cosas que apuntan a como enfrentar una crisis, la palabra dice “paraos, estad quietos, ved la salvación”, aférrese a estas tres promesas y experimentará su victoria.

Quiero hacer un punto de reflexión en este momento porque a veces pasa que necesitamos ordenar nuestra vida y quitar lo que nos esta estorbando en el proceso por el cual Dios nos hace pasar, ese orden traerá crecimiento tanto en lo físico, espiritual y emocional que tu necesitas, asumamos las pruebas con valentía, es justo y necesario.

Si hemos sido llevados a la soledad, es porque Dios quiere enseñarte algo. Hay cosas que nos acontecen, como guerras y crisis que resultan totalmente nuevas para nosotros y que no sabemos como salir de ellas, solo en la cámara secreta, en la quietud y en medio del silencio cuando hayas penetrado hasta su presencia lo sabrás.

A veces nada más, nos la pasamos viendo el estorbo, el obstáculo tu mirada ya no estará enfocada en la crisis, en el problema y la situación, ni en las distracciones de Satanás, ahora tu enfoque es Cristo el autor y consumador de la FE. Tu arma es la poderosa palabra de Dios, no pienses y ni declares derrota, no a la muerte, es tiempo de resucitar y revivir el Señor Jesús quiere entregarte en tus manos esa victoria es tiempo de pedírselo.

Josafat humilla su rostro, consulta y pregona ayuno, proclama la palabra de Dios frente a todos y ora, entonces el Señor se muestra y revela sus designios, les revela que hacer, es así como vencen a sus enemigos.La revelación de parte de Dios para ellos fue tremenda, y fue así como lograron la victoria.

Eso que no entendías antes, ahora lo comprendes mejor ¿Y que harás con esas huellas que quedaron? Serás punta de lanza, la palabra dice “Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar”.


Hay Victoria

II Parte


Dice la Sagrada Palabra de Dios que el Espíritu de Dios descendió sobre Jahaziel quién hablo de parte de Dios y dijo: “El Señor peleará contra ese ejército tan numeroso, así que no se alarmen ni tengan miedo”.

Hay batallas que son de Dios y él peleará por nosotros. Observe la recomendación que se le hace al pueblo de Dios en esta historia “No los ataquen, más bien quédense quietos allí, y sean testigos de cómo Dios peleará contra ellos”. Tremendo! Gloria a Dios por este mensaje.

Ellos no tuvieron que moverse, ellos eran unos espectadores solamente, sus ojos tendrían el gran privilegio de ver como Dios acabaría a sus enemigos. Así mismo les digo hermanos sus ojos palparan el poder de Dios y ustedes verán una “Victoria” que nunca antes experimentaron.

Mundialmente hay siervos y pueblo de Dios que esta sirviendo fielmente, gente que ni siquiera se conocen en un pulpito que trabajan para el Reino con dedicación, tras bastidores y encubierta, un pueblo que sorprenderá a muchos en el Reino de los Cielos, están atravesando circunstancias difíciles y hasta cierto punto inexplicables de manera que no saben lo que les esta pasando.

Más tengo que decirle que la batalla que usted esta librando no es un asunto que se resuelve corriendo de aquí para haya es más no lo haga. No corra por causa de esta batalla, la sofocante guerra espiritual que estas viviendo es porque haz tocado profundo en el Reino de los Cielos, estas impactando las mismas tinieblas, es porque estas detonando fuerte, es porque estas sirviendo con el fuego del Espíritu Santo. Este ataque se dio por motivo del nivel de Fe que estas ministrando, y el enemigo tiene determinado acabar con tu Fe.

Si usted es observador se habrá dado cuenta que no termina de salir de una batalla y entra en otra, como en escala, bien es porque el enemigo fue atacando por sectores de su vida y se dio cuenta que nada le funcionaba, que usted se mantiene fiel ante Jesucristo, ahora el quiere detonarle en la fe, pero dice la escritura “Yo he rogado al Padre para que no les falle la Fe” ¿Quién lo dijo? Jesús, Amén.


Quizás al igual que Job, Dios permita que pierdas cosas, “materiales”, quizás el enemigo a tocado tus emociones o la parte física o la económica. Mantén tu fe en el Señor y tu mirada dirigida hacia el Omnipotente que todo lo sabe y lo ve. Todo es parte del diseño divino de Dios, él permite el sufrimiento, la palabra dice: "Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria".

Hay guerras de fe que son momentos para buscar al Señor en adoración, ayuno y oración, no les hablo de una prueba sino de una guerra de demostración de fe en Jesucristo. Es confiar que él ha vencido el mundo.
Estoy hablando de tu Fe, esa Fe que mueve montañas y te lleva a lo que parecía imposible. Esa Fe que tuvieron los primeros judíos que conocieron a Jesús, como la mujer del flujo de sangre, Pedro en la pesca o la del centurión, etc. Esa Fe de creer en Jesús sin ver las circunstancias o lo que otros digan de ti, esa Fe de que a ti no te importa con el menosprecio, esa Fe que tu no necesitas ver para creer, a esa Fe me refiero.

Esta guerra que vives ahora es por causa de tu llamado y ministerio, es porque estamos viviendo tiempos diferentes y Dios esta levantando Primicias de Ministerios, lo nuevo, cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre son las que Dios ha preparado para los que le aman. Esto es “Bendición de lo Alto” tener una Fe así es una verdadera bendición porque puedes Operar en Milagros.

Al Reino de los Cielos solo podrás entrar por la Fe que tuviste en el Hijo de Dios “Jesucristo” y lo que lograste hacer para Jesús aquí en este mundo “que es hablarles a las almas de él, de lo que él hizo por nosotros, del arrepentimiento de pecado y salvación, predicar el Evangelio y dejarse usar por él”.

Cosa grande es estar sirviendo al Señor con su bendición y ser prosperados tanto en lo espiritual como en lo material, las otras áreas de nuestra vida.

Josafat sabía que estaba siendo bendecido por Dios, porque la guerra era del Señor y él pelearía por ellos. Entonces el Rey Josafat se arrodillo y puso su rostro en tierra y comenzó a adorar a Dios. Empezaron a cantar alabanzas a Dios. Josafat le dijo al pueblo “Confíen en Dios y en sus profetas, sí lo hacen así, todo saldrá bien y nada les sucederá”. Amén

Los cantores marchaban frente al ejército vestidos de trajes especiales y cuando empezaron a cantar “Dios confundió a sus enemigos”. Ese canto que dice “Demos gracias a Dios, porque el nunca deja de amarnos”. Dos puntos interesantes en esta historia, los cantores marchaban frente al ejército, es simbólico esto y se refiere a que uno es un arma en potencia cuando canta y adora a Dios. La confusión de los enemigos ocurre inmediatamente una vez que los cantores comienzan a cantar.

Parece ilógico, cantar en medio de una batalla y estar rodeado de enemigos que quieren es acabar con uno y destruirnos, cantar en medio de circunstancias serias y amenazantes, donde ya casi no hay ánimo, donde te sientes desmayar y claudicar. Cantar en medio de una avasallante guerra no es cosa fácil, es Fe, es creer en Dios, es confiar en él.

Es hora de entonar ese canto que tu espíritu ha reservado para este momento, es hora de cantar ese canto que tu alma ha guardado desde antes de la fundación del mundo para adorar al que vive por los siglos de los siglos y que dio su vida por ti. Es hora de cantar ese canto de “Victoria” que derramará confusión a tus adversarios, ese canto que viene de lo profundo de tu ser, es que tu alma anhela cantar y quiere que lo dejes salir, abre tu boca y canta, canta, canta no pares de cantar y adorar a Jesucristo, la “Victoria es tuya”.

Ese canto viene con unción, ese canto aumenta tu Fe, ese canto te lleva a la presencia de Dios, ese canto esta depositado en tu corazón, Dios lo coloco allí, porque sabría que un día como este lo entonarías para él. La bendición que haz recibido es para defenderte de tus enemigos, de tus adversarios, de esos truhanes y escarnecedores, para defenderte de esas lenguas lisonjeras, de esas moras con escorpiones, y espinos. Para defenderte de la murmuración y la crítica. Para defenderte de las deudas, de tus quebrantos de salud los cuales haz agonizado y han sacudido tu espíritu, al punto que sientes reventar y que ten han sacado lágrimas y noches oscuras de una soledad impenetrable. Para defenderte de esos ataques demoníacos, de espíritus humanos. El arma es el “CANTO” esa es la bendición que nuestro Padre nos da en esta hora. Tú no vas a pelear, es Adonay quien lo va hacer. “Así dice el Señor: Tú solo adórame en Espíritu y Verdad, canta para mí, alábame a mí”. Aleluya.

Adora a Dios con tu canto, porque él es digno de ser adorado, exaltado sea él, glorificado y magnificado sea él Todopoderoso de Israel, alabado sea el Señor, digno de suprema alabanza, adora en lenguas, canta en lenguas del Espíritu Santo. Adora al Rey de Reyes, gloria a su nombre, bendito sea él por los siglos, mi Jesús.

Y dice la Palabra de Dios en el versículo 24-25 “Cayeron derrotados nuestros enemigos, no quedo uno vivo, solo vieron un montón de cadáveres, regados por todas partes, no quedó nadie con vida. Entonces Josafat y su ejército fueron a despojar, apoderarse de las pertenencias de sus enemigos”.

Ellos encontraron gran cantidad de alimento, ropa y utensilios valiosos. Era tanto lo que había de ese botín que pasaron tres días recogiéndolo todo porque era mucho. En el cuarto día se reunieron en un Valle para bendecir a Dios por lo que hizo por ellos en “Beraca” Valle de Bendición.

A este nivel de Fe el Señor te llevará a su Valle de Bendición y serás prosperado hasta que sobreabundes. Tal fue la alegría de estos hombres de Judá y Jerusalén que al regresar felices a Jerusalén se dirigieron al Templo de Dios tocando arpas, instrumentos de cuerdas y trompetas.

La bendición de nuestro Padre Eterno es que los pueblos que te rodean “Temerán cuando te vean debido a la presencia de Dios en tu vida”.

Él nos defiende porque somos sus hijos, su real sacerdocio, su pueblo, ahora es tiempo de que entres en su reposo y goces de tranquilidad, y tendrás paz por todas partes porque confiaste. Es tiempo de quietud, de descansar en las promesas del Señor, de adorarle, de glorificarle, haz vencido a tus enemigos es hora de levantar bandera en el nombre de Jesús y alabarle. Paz.

La bendición del Padre es aquella que alegra el corazón y no añade ningún tipo de tristeza. ¡CANTA, CANTA, CANTA! No pares de Cantar y adorarle, abre tu boca y sigue Cantando, sigue alabando al Santo, Santo, Santo y poderoso Salvador de este mundo “Jesucristo”.

Bendiciones, “Hay Victoria”.

12 de octubre de 2010

Lo Que Yo Sé de Ti



Lo que yo sé de ti


“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas”. Salmos 126:5-6


Hace ya más de dos meses le pedí a mi esposa que se hiciera cargo de la página web, porque el Señor me estaba llamando de una forma más íntima y personal, él los ama tanto como a mí. Hay una necesidad grande en las calles de Panamá por el Evangelio de Cristo, y la obra que tiene Dios para este país es preciosa, glorifico al Señor por esto, Aleluya.

Bendiciones a mis amados hermanos que nos siguen a través de facebook y Twitter, gracias por sus oraciones y apoyo, bendiciones a todos aquellos que nos visitan y nos siguen por la internet gracias por visitarnos, que alegría que en otros países tengan a Jesús como su Señor y Salvador personal, bendiciones a mi país Costa Rica que me espera impacientemente, gracias por la espera, bendiciones a todos los que nos han estado visitando de Panamá, oh! que el Espíritu Santo se siga derramando en las provincias de Darién, Chiriquí, Colón, Veraguas, etc. Gloria a Dios en las Alturas, alabado y exaltado sea su precioso nombre.

Bendiciones a todos aquellos que nos conocen personalmente, gracias por darle al Señor ese minuto, esa media hora, esa hora a través de nosotros, gracias por recibir a Cristo en su corazón, quiero que sepan que la Salvación a llegado a sus vidas y a sus hogares, gracias por recibir el material evangelístico, gracias por compartir con nosotros. Quiero que sepan que en el Cielo se oye una fiesta por que le perteneces a Cristo, en el ambiente se siente, se percibe una alegría, una victoria tremenda. La verdad estoy gozoso y feliz juntamente con ustedes.

Bendiciones a todos los jóvenes en Colegios y Universidades que visitamos, gracias por ese sí a Jesús, quiero que sepan que han dado el mayor y más grande paso de su vida. Bendiciones a todos aquellos que oran por nosotros y solo Dios lo ve y lo sabe, Dios tiene grandes cosas para ustedes, quiero que sepan que han sembrado en buena tierra. Bendiciones a todos los judíos que me permitieron hablarles de Jesús, gracias por escuchar el mensaje de Salvación, Dios los ama y no se imaginan cuanto. Bendiciones a aquellos que se reúnen con nosotros en oración y estudio de la palabra, todos somos testigos de cómo el Señor se glorifica.

Bendiciones a todos aquellos que han creído y han sembrado en este Ministerio de Misiones, gracias por creerle a Dios y confiar en Dios, gracias por su apoyo, quiero que sepan que el Señor Jesús es fiel y los recompensará grandemente. Gracias por los que nos han testificado de Cristo, sus testimonios nos edifican aún más y nos dan más fuerza para seguir adelante, nos alegramos mucho con lo que el Señor Jesucristo esta haciendo en sus vidas, es maravilloso, manténganse firmes, oren para que perseveren en las pruebas, no dejen de escudriñar las escrituras, prepárense para el Señor porque le servirán, Dios tiene propósito con ustedes.

Bendiciones, la paz sea con todos nosotros.

Esta predica se titula “Lo que yo se de ti” el Señor me ministraba con esta frase y la verdad sé bastante de ti, me dije, en esta ocasión que escribo, porque para los que me conocen y me han visto siempre me ven caminando y apresurado, pues un misionero anda rápido y activo, a veces no cuenta con el tiempo para escribir, hoy lo hice, que bueno, Gloria a Dios.

El Señor me decía, quiero que escribas lo que sabes de mí, lo que haz vivido conmigo, lo que te he enseñado en todos estos años, desde que te llame por primera vez, quiero que les hables tus experiencias conmigo, lo que hemos vividos juntos.

Señor Jesús, gracias por llamarme, a este Ministerio, gracias por ser mi Señor y Salvador personal, gracias por ser mi Pastor, no soy digno de muchas cosas, he tenido fallas como hombre y he sido vituperado, han dicho toda clase de mal contra mí, he sido menospreciado y hasta perseguido, he sido criticado, herido, pero nunca he dejado de servirte, ni de seguirte, como ser humano he cometido errores, me he corregido de tantas cosas, pienso que, lo que más te gusta de mí es mi sinceridad. Señor no soy perfecto para este escrito, pero te prometo que daré lo mejor por ti.

Hablar de ti Señor Jesús es un privilegio, escribir sobre ti aún más, quiero darte las gracias por Erika la esposa que me regalaste ha sido una gran ayuda idónea. Una de las cosas que yo sé de ti es que concedes las peticiones del corazón, que escuchas la oración sincera y miras de cerca al humilde, gracias Jesús.

La palabra de Dios en Isaías 61 dice esto, que el Señor Jesús nos ha ungido con el poder del Espíritu Santo para enviarnos a predicar el Evangelio a los abatidos, a vendar a los quebrantados del corazón, a publicar libertad a los cautivos y a los presos apertura de la cárcel. También a que proclamemos este tiempo como el año de la buena voluntad del Señor, a consolar a todos los enlutados.

El Señor quiere que desatemos las ligaduras de impiedad, que soltemos las cargas de opresión, que dejemos ir libres a los quebrantados, y rompamos todo yugo, que partas tu pan con el hambriento, que te acuerdes del pobre y menesteroso, que vistas al desnudo y lo cubras y no te escondas de él, que sacies el alma afligida. Así lo dijo en Isaías 58.

La obra que el Señor manda a sus amigos y siervos hacer es primeramente predicar el Evangelio. El Evangelio que predico Cristo, lo hizo con demostración de poder, hoy día ocurre lo mismo, somos vasijas llenadas con su poder para su servicio entero. El Señor Jesús resucito de entre los muertos y dice la escritura que él esta sentado en lugares celestiales, y nosotros juntamente con él.

Hay una misión grande para todo creyente en Cristo y es predicar el Evangelio, llevar la buena noticia de salvación es realmente un privilegio, es un honor, es maravilloso poder testificar de él, nosotros somos portadores del poder de la resurrección. El Señor Jesús dijo esto:

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. Marcos 16: 15-18

Entre las experiencias vividas con el Señor, puedo decirles amados hermanos y sé que les servirá para edificación, Jesús esta “VIVO” y sigue sanando a los enfermos, tú tienes que tener fe, y creer en su palabra, él es fiel. Él sigue haciendo milagros, él sigue echando demonios fuera de los cuerpos, él sigue bautizando a las almas con el Bautismo del Espíritu Santo y Fuego, él sigue perdonando los pecados, él sigue orando, intercediendo por ti ante el Padre. Él es nuestro abogado, él es el único mediador entre Dios y el hombre, ninguno más hay.

Él esta contigo siempre porque te ama, prometió estar con nosotros hasta el fin, y así ha sido, prometió enviar la promesa del Padre, que es el consolador el Espíritu Santo, nos ha regalado promesas fieles y verdaderas, nos ha prometido la vida eterna, nos regalo la Salvación, entrego su vida por nosotros, nos ha hecho ser hijos de Dios, nos hizo ser coherederos juntamente con él, nos ha enseñado a orar, nos a explicado su palabra dándonos revelación a través del Espíritu de Santidad.

Él tiene cuidado de nosotros, nadie perecerá sí le sigue a él, sí le sirve fielmente a él, si le haz confesado ante los hombres y haz creído en él, ten la plena seguridad que tienes todo su respaldo. Él te ha dado su protección, te ha revestido del poder de la sangre que derramo por ti. Él vela por ti, él ha depositado su poder en ti para usarte. Jesús restaura los matrimonios, mantiene unidas las familias, y hace que el corazón de los Padres se vuelvan a los hijos y el de los hijos hacia los padres. Jesús da nueva ideas y creatividad a sus ministros para ayudar a otros, él derrama sabiduría a quien la necesite y se la pida, él nos abastece del conocimiento y toda clase de bien.

“Lo que yo se de ti” son tantas cosas, eres mi sanador, mi libertador, mi Señor y Salvador, eres mi Pastor, eres mi defensor, eres el mejor amigo que tengo, sin ti nada soy, alejado de ti nada puedo hacer, eres mi máxima necesidad, eres mi Dios. Eres fiel, estas con nosotros hoy, mañana y siempre, no cambias eres el mismo de ayer, y hoy y por los siglos. Cielo y tierra pasarán más tu palabra no pasarán, viniste para hacer cumplir tu palabra, tus mandamientos, y todo lo dicho antes por tus profetas. Nos amas con amor eterno, somos tus soldados, embajadores de tu Reino, somos de una ciudadanía celestial, somos extranjeros en esta tierra, somos el testimonio vivo de tu presencia, somos epístolas vivientes, cartas abiertas de tu poder, somos imagen y semejanza tuya, somos alguien especial para ti, nos ha hecho ser real sacerdocio, pueblo santo, linaje escogido.

Nos haz regalado oro, riquezas espirituales incalculables, haz transformado nuestro ser, viniste hacer morada entre nosotros, somos tu especial tesoro, nos haz regalado perlas, nos haz preservado. Haz estado fortaleciéndonos en las pruebas y en las batallas que hemos librado. Haz orado para que la fe no nos falte, nos haz cuidado de los malos pastores, de los engañadores. Nos haz cuidado de las falsas doctrinas a través de tu Espíritu.

Me siento identificado con este versículo que dice “¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio. Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número. Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley. Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos. Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él”. 1Corintios 9:18-23

Hermano nada debe separarle del amor a Cristo, nada debe hacer que usted se aleje de él, por muy fuerte que se vea la batalla, por muy dura que se vea la prueba, por muy fuerte que se levante el enemigo, usted persevere hasta el fin, no tenga temor, no permita que el miedo lo domine, no importa si su familia se aparta de usted, si algunos hermanos ya no le quieren cerca y le han fallado sus amigos, usted debe saber que en medio de todo eso esta Cristo.

Y dice la palabra “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Romanos 8:35-39

En los momentos más difíciles el Señor ha usado personas para enviarme mensajes de parte de él, para fortalecerme, he aprendido a vivir tanto en la escases como en la abundancia, he aprendido a vivir confiado en él, descansando en sus promesas. He sentido su perdón en medio de mis errores, he sentido la presencia de su Espíritu guiándome por que camino ir. Cuando me ha faltado algo él es fiel y ha suplido mis necesidades. He predicado bajo el intenso sol, y salido bajos fuertes aguaceros por cumplir con su obra, él siempre me respalda. Las veces que he estado enfermos aún en medio de eso he salido a predicar de él, y aunque he estado débil, he sentido su poder dándome fuerzas. He caminado largas distancias por horas, soy testigo de su fortaleza en mis piernas. He sentido agotamiento muchas veces, y el vuelve y me levanta, a veces no tengo fuerzas para orar y él me anima. Nada debe detenernos ni el intenso calor y el frío, debemos estar prestos a tiempo y fuera de tiempo para predicar de Cristo. Me ha ayudado a vencer el cansancio y el sueño, reparándome para seguir. En los hospitales dándome fuerza para hablarle al afligido, y en medio de todo esto preparado para orar por ellos.

He vivido experiencias con el Señor en el espíritu, como sueños y visiones, sentir su Espíritu Santo revelándome misterios en su palabra, a través de la oración he sido instrumento de intercesión siendo llevado por el Espíritu del Señor a favor de otros. Soy testigo de sus bendiciones, prodigios y señales.

Como cantor de alabanza y adoración he visto el poder del Espíritu Santo caer mientras le canto, Gloria a Dios por que somos instrumentos en sus manos. Los dones del Señor son algo precioso, el Señor Jesús me a dado la facultad de cantar en varios idiomas y le doy la gloria por eso, porque he podido ministrar y ayudar a otros en sanidad y liberación. Como líder de redes o células aprendí ha ser siervo, obediente, como intercesor de grupos de oración aprendí a ser dirigido por su Santo Espíritu, como misionero sujeto al Espíritu de Dios en obediencia, como siervo ser de apoyo y ayuda por pequeña o grande que fuese la obra, Dios busca un corazón servidor. De los dones y talentos que el Señor ha depositado en mí lo que más me gusta hacer para él es cantarle, alabarle.

El Señor nos liberta de las ataduras del pecado, nos liberta de las deudas, nos enseña a administrar nuestras finanzas, nos sana de heridas pasadas, nos libera de cualquier cautividad, él mi hacedor.

He visto como el Señor sana a los enfermos, como libera a los endemoniados, para él no hay nada imposible. He visto a Dios operar en milagros, cosas que para el ser humano es imposible para Dios no lo es. A los jóvenes también siendo un ente de cambios motivándolos a conocer y acercarse a Dios. La juventud necesita siervos que los comprendan y se atrevan a ir a donde ellos están, aprender a lidiar con ellos no es fácil, cuando la rebeldía, los vicios, y otros factores están de por medio, lo que yo sé es que Cristo vino a buscar lo que se le había perdido, a rescatar al perdido, entre los jóvenes y niños se mueve mucho el liderazgo, veo un gran potencial en ellos, futuros ministros de Jesucristo.

“Lo que yo se de él” es que él es grande y que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece, él esta siempre con nosotros, es fiel, nos guarda y cuida como su rebaño, nadie nos puede arrebatar de su mano, es nuestro amado Pastor, es nuestro Rey, es el centro de nuestra fe, es el centro de mi vida, es la paz de mi entendimiento, es el que gobierna mis pensamientos y mi corazón, es la quietud de mi alma, es el que apacienta mi ser, es el que me habla mientras duermo, es mi deleite, mi gozo, mi delicia, es mi vida entera, es mi SALVADOR, es la luz de mi camino, es mi alimento y mi aliento, es el agua que aviva mi ser, él que renueva mis días, él que me da nuevas fuerzas, él que alumbra mis pasos, él que sacia mi alma de todo bien, él que me adiestra para la batalla, es lo más grande que me ha pasado, Jesús es el regalo más grande que uno puede recibir en su vida, no existe nada en mi vida que me haya traído tanta alegría que conocerle, cada día descubro más de él, cada día sé más de él, cada día es un regalo de él, una verdadera sorpresa.

Jesús es el Hijo de Dios, me ha enseñado a ser obediente y paciente, perseverante y apegado a sus promesas, desde que me llamo ha transformado mi vida para bien, he caminado junto a él y le soy sincero he sentido su presencia, me ha visitado para darme instrucciones para su obra. He aprendido a depender de él cada día que vivo, en mis viajes misioneros he visto como Dios me dirige a cada lugar que visito y me hace ver la necesidad que hay. He dejado de pensar en mí para pensar por otros, ha ido moldeando mi carácter, ha ido renovando y transformando mi corazón. El Señor también disciplina cuando lo ve necesario y lo hace porque nos ama, el también corrige y redarguye, instruye en su justicia, él nos llama con cuerdas de amor, él a veces permite situaciones y circunstancias en nuestra vida para que maduremos y le sirvamos mejor. Él desarrolla en nosotros habilidades, como Padre es exigente porque busca la excelencia como hijos.

“Lo que yo se de ti” no me alcanzan las páginas para escribir y hablar de ti, porque tu me conoces y yo te conozco desde antes de la fundación del mundo, yo estaba en tu mente y corazón antes de se engendrado y depositado en el vientre de mi madre, antes de nacer. Ya tú sabías lo que harías conmigo, ya tú me habías formado un destino, ya habías escrito sobre mí en tu libro, ya me habías puesto nombre, ya habías decidido un propósito en mí. Soy tu testigo y he presenciado tu amor, tu poder, y de eso testifico.

El Señor anuncia a través de sus siervos que predican el Evangelio que busquemos arrepentimiento de pecados, es tiempo de convertirse de los malos caminos de las mismas tinieblas, para comenzar andar en caminos de luz, es tiempo de buscar salvación y solo Jesús puede darte eso que necesita tu alma, cuando el se te presente con el mensaje de salvación, no endurezcas tu corazón, escúchale porque no sabes sí después de esa visita inesperada que ese misionero/a, ese evangelista te regalo sea tu último día aquí en la tierra, los días pasan muy rápido, no esperes el último momento para venir a Jesucristo, ven ahora que él esta cerca, estas a tiempo de salvarte, recíbele en tu corazón, el quiere ser el Señor de tu vida, el quiere manejar ese timón que tu no sabes como llevar, él quiere sanarte de tantas cosas “Depende de ti”.

Bendiciones y paz a todos, en Cristo Jesús, Amén. “Esto es lo que yo sé de ti”.

1 de octubre de 2010

El Trigo y la Cizaña



Parábola del trigo y la cizaña

Mateo 13:24-30

“Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”.


Jesús explica la parábola de la cizaña

Mateo13:36-43

“Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. Respondiendo él, les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo. El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga”.


El trigo y la cizaña

¿Quiénes son el trigo? ¿Quiénes son la cizaña? ¿Porque Jesús habló de esto? ¿Qué quiso enseñar el Mesías con esta parábola?

Definitivamente Jesús conocía lo que se avecinaba en el tiempo, y quería asegurarse de sus escogidos, y deja esta parábola como una señal de que debemos andar con cuidado, porque no todos son Hijos de Dios.

El trigo son aquellos que han guardado fielmente los mandamientos de Dios, buscan la santidad en medio de las pruebas, los problemas, las tribulaciones. Ellos no se desvían del camino, no andan corriendo de aquí para allá, porque conocen muy bien quién es su Salvador, Jesús el Señor. Los que somos trigo reconocemos la voz de nuestro Pastor, y le obedecemos, el temor de Dios mora en ellos, más porque saben que somos habitación, templo del Espíritu Santo. Son creyentes que sirven al Señor en Espíritu y verdad, no andan en la carne, ministran los dones y el fruto del Espíritu. Están separados para su servicio y ministerio aquí en la tierra, son verdaderos adoradores de Dios.

Creyentes que caminan siempre buscando la verdadera revelación de la palabra de Dios, que no se dejan confundir, ni errar por nada, ni por nadie. Son personas de oración, personas que entienden muy bien su propósito en este mundo, salvar almas para Cristo. Creyentes con el amor de Dios, que han desarrollado el carácter de Cristo, el carácter de siervos.

El trigo son aquellos creyentes que aprovechan cada situación de la vida para servir a Dios, no pierden tiempo en dar a conocer el plan divino, son personas apercibidas siempre prestas a comunicar el Evangelio de Cristo, estas asumen su Misión con gran desempeño y valor, no temen, confían plenamente en Dios, saben quien es su hacedor, no se preocupan por nada, su único interés es servir al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Ser embajadores de su reino es una posición que todo creyente debe tomar muy en serio. Entienden cuando hay que aterrizar y cuando hay que despegar justo para otra Misión. Conocen sus derechos y privilegios, saben que le sirven a un Rey y que él les ha provisto de todo material e instrumento útil para llevar acabo sus planes. Y si refuerzo es lo que se necesita él es más que suficiente para proveer, y si es municiones, él es auto suficiente para dar. A Jesús todo lo que le interesa es que su palabra corra, hasta lo último de la tierra, para que las almas se salven, su venida esta cerca y no se puede perder tiempo viendo lo que otros hacen, un verdadero siervo no se puede distraer. Esto no es un asunto de competencia, enfócate no pierdas el enfoque cuídate de Satanás, que como león rugiente anda buscando a quién devorar, pero no olvidemos que nosotros también tenemos un León que ruge y es el León de la tribu de Judá, que pelea por nosotros recordemos que tenemos el yelmo de la salvación que es el guardián de tus pensamientos.

Deja de estar pensando en tus impedimentos, que si te falta dinero, o las deudas, los problemas familiares, la enfermedad, no tengo ropa, para Dios no existen impedimentos para servirle. Dios busca un corazón contrito y humillado, Sí le conocieras bien sabrías que el es poderoso para proveerte todo, hasta la salud, para hacer milagros, para acabar con tus enemigos como un abrir y cerrar de ojos.

Deja de quejarte y hacerte la víctima, en esta hora recibe ánimo, aliento de vida, recibe bendición, eres trigo y ese sufrimiento es solo el fuego por el cual Dios quería pasarte, para probar lo que había en tu corazón, ese fuego es para pulirte como el oro, es para hallar en ti servicio aprobado para su magnifica obra.

La cizaña siempre va estar allí a esa no la podrás quitar, pero tu sé fiel a Dios, muéstrate como siervo aprobado y no te contamines. Sírvele al Señor diligentemente con temor.

“La cizaña se parece tanto al trigo que los judíos la llaman trigo bastardo. Se llama en hebreo zúnim, que viene, como cizaña en español, del griego zizánion, plural zizánia. Se dice que zúnim viene de la raíz zaná, que quiere decir fornicar; y cuenta la leyenda que la cizaña se originó en el tiempo de maldad que precedió al Diluvio, porque entonces toda la creación, seres humanos, animales y plantas, se descarriaron y cometieron fornicación y produjeron descendientes contra la naturaleza. En sus primeras etapas, el trigo y la cizaña se parecen tanto que la idea popular era que la cizaña era trigo que se había corrompido”. Sacado del Comentario al Nuevo Testamento William Barclay.

Las cizañas lo que buscan sembrar en ti es la duda, la autocompasión, tú no eres ningún pobrecito, tu eres Hijo de Dios y en Dios no hay pobreza, la biblia nos enseña que estamos sentados en lugares celestiales, que somos ciudadanos del Reino de nuestro Padre Celestial.

No es tiempo para estar lamentándose por lo que vives o te pasa, acaso no sabes que esa leve tribulación produce en ti, un cada vez más eterno peso de gloria. Lo que a ti te viene es algo grande, estas a punto de experimentar un destello de su gloria, tu le importas a Dios y él quiere manifestarse en ti, él quiere obrar un milagro en ti, él quiere bendecirte, él quiere usarte, él quiere que testifiques.

Por que quieres solucionar el problema con la salida primera que se te presenta, porque quieres huir del problema. Sabes el problema esta allí para que Dios se te muestre, oye esto, gózate con tu problema, sí así como lo leíste y escuchaste. Salta, brinca, ríete, gózate con tu problema, da gritos de gloria, de victoria, porque lo que Dios va a manifestar en ti es grande “Cosa que ojo no vio ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para ti, porque te ama”.

Yo no se que excusa estas usando para no servirle a Dios, porque Abraham era viejo, Jacob inseguro, Lea sin atractivo, José fue maltratado, Moisés tartamudeaba, Gedeón era pobre, Sansón codependiente, Rahab una inmoral, David tuvo una amante y una serie de problemas familiares, Jeremías andaba deprimido, Jonás un rebelde, Noemí una viuda, Juan el Bautista alguien insólito, Pedro muy impulsivo, Marta preocupada por todo, la Samaritana una fracasa en el matrimonio, Zacarías menoscabado, Tomás con dudas, Pablo con una salud pobre y Timoteo muy tímido.

Todos ellos tuvieron una serie de peripecias y a Dios no le importo con eso, en medio de sus debilidades el los uso para su servicio.

El apóstol Pablo dijo algo bien claro, en tu ministerio siempre vas hallar personas que no van a entender primero tu llamado en Cristo, por lo tanto ¿Qué van hacer? Criticarte y no conforme con eso van a tratar de llevarte a lo que ellos piensan que tu debes hacer. Bien cuidado con esos individuos, porque son la cizaña. Te preguntarás ¿Y cuál es la solución a esto? Bien Pablo dijo: que hay que ignorarlos. “Evita las comparaciones, resiste las exageraciones y ve solo las recomendaciones de Dios”. Pablo se encontró con personas que mal interpretaron y difamaron su servicio y tuvo que enfrentar a esos críticos.

Sin embargo Dios uso poderosamente a Pablo, porque él rechazó ser distraído de las críticas, o por comparaciones de su ministerio con el de otros, o por enfrascarse en debates vanos acerca de su ministerio.

No hemos sido llamados a compararnos ni a medirnos con otros, hemos sido llamados a servir a Dios en este mundo de perdición y a sacar a los perdidos del fuego del pecado. “Aquel que anda midiéndose y comparándose´ no sabe lo que hace”.

Los celos, la envidia son frutos de la carne y la cizaña anda sembrando esto, el servicio a Dios no es por competencia, ni por comparaciones, ni quien es el mejor, nadie es mejor que nadie, todos formamos parte de un solo Cuerpo el de Cristo. El trigo solo se ocupa en una cosa: “estar ocupado en su servicio a Dios”.

No trates de defenderte de la crítica, con la que el enemigo te esta atacando con bocas de otros. El Señor Jesús lidiará con eso. El único que tiene derecho a evaluar tu servicio a Dios es nuestro Señor y no los críticos, que son hacedores de división y pleito. La cizaña es la que le gusta eso de la crítica ¡ojo con eso!

“Quién eres tú para criticar al siervo de otro, el Señor decidirá si su siervo ha hecho lo correcto”.

Nehemías le contesto a sus críticos de una manera simple: Estoy ocupado, Si bajo a reunirme con ustedes, la obra se vería interrumpida. La verdad es que si estas sirviendo como Jesús quiere, vas hacer criticado con todo. Imagínate Jesús fue criticado por sus discípulos respecto al perfume costoso.

El diablo lo que quiere es robar el gozo de tu servicio a Dios y para eso usa la cizaña, de la cual tienes la obligación de cuidarte y te diré ¿Por qué? Sencillamente el anda tentando para que compares tu llamado, tu ministerio, tu visión con el de otros, para que te conviertas en un conformista observando las expectativas de otros. Déjame decirte algo lee y escucha esto “Es una trampa del diablo” cuidado en dejarte enredar y caer en eso. Cuidado con las zancadillas que te distraen del verdadero servicio.

Dios para cada creyente que le sigue le asigno una manera, una forma original de servirle y créeme Dios es un Dios personal. Él mejor que nadie sabe tratar individualmente a cada ser, porque para eso es Omnipotente.

Los de la cizaña andan sirviendo a la vista y no a Dios, ellos quieren ser vistos por todo el mundo, y llamar la atención cuidado con esos servidores del diablo, no caminan con la unción del Santo de Israel.

Estos servidores solo buscan impresionar a las personas, ellos quieren hacer ver que son muy espirituales, pero en realidad no lo son, es pura apariencia. Los fariseos gente amadora de sí mismo, siempre buscando un público a sus actos. Hoy día esto se ve en congregaciones, y hasta en la web, es hora de arrepentirse de esos caminos de vanidad y vanagloria. Basta ya del ego (yo).

La autopromoción y el servicio no se mezclan. Es hora de comenzar a servir para una sola audiencia, la de Dios y no la de los hombres con sus felicitaciones y aplausos. ¿Qué tipo de aprobación buscas la de Dios o la de los hombres?

El apóstol Pablo dijo: “Si yo buscare agradar a otros, no sería siervo de Cristo”. No somos celebridades, somos embajadores de su Reino.

"Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios". « Efesios 6:13-17 »